Es fácil recordar datos cuantitativos como nombres de picos, altitudes, desniveles, orientaciones, acotaciones geográficas, coordenadas GPS, grados de dificultad en diferentes escalas ... nos sobran mediciones y este blog es sólo para guardar pequeños detalles que sirvan para pulsar el nodo neuronal que dispara en nuestro cerebro evocaciones, recuerdos, sensaciones, sugerencias y demás impresiones cualitativas

2017-01-10

Liouviella (2334 mts)

Cima de Liouviella, hacia el Oeste, Bisaurín, Puntal de Secús, y  Cúpula de Secús
En la parte superior del valle del río Osia, en Aragüés del Puerto, la carretera asciende hasta el refugio de Lizara, punto de partida para visitar las cumbres de Bisaurín al oeste, y Bernera hacia el este. Entre estos dos macizos, se encuentra la Sierra de Secús que cierra al norte este valle y constituye la divisoria de aguas, que no frontera, que se encuentra un poco más al norte. Nuestra cima es el Pico casi innombrable de Liouviella, la cima más al este de la sierra y que es la más modesta, con sus 2334 mts, aunque con una increíble vista sobre los macizos anteriores y que cae a pico sobre el bonito valle de los Sarrios, el pequeño valle de Arán aragonés que vierte sus aguas al lago de Estanés y a la vertiente atlántica.
Vista desde el norte (montaña de Coueq) de toda la sierra de Secús
Partimos del refugio en dirección norte por camino balizado hacia el Puerto de Bernera. El ascenso es suave, y enseguida dejamos a la izquierda la ruta hacia el collado de Foratón y Bisaurín. A nuestra derecha queda el collado del Bozo tras el cual se divisa la Llena de la Garganta, uno de los gigantes que junto a Llena del Bozo y Aspe forman la trilogía que delimita al norte el vecino valle de Aísa. 
Enseguida dejamos una pequeña cabaña a nuestra izquierda, es el refugio Oldecua, y tras un corto descenso el valle se estrecha, teniendo a nuestra derecha las murallas del Pico de Bernera y un poco más al norte la accidentada cumbre de la Ruabe de Bernera, entre ellas una amplia canal que permite pasar hacia el valle superior de Aísa en dirección este.
Refugio de Lizara, con el Bisaurín al fondo
Hacia el norte divisamos la Sierra de Secús.
Un sarrio nos vigila. Al fondo Ruabe de Bernera

La senda discurre todo el tiempo por la margen derecha del barranco. Cerca de los 1900 mts encontramos ya nieve, aunque mucho más alto de lo que es normal en esta época. Un poco más arriba llegamos al curioso refugio de Ganaderos, con una forma que recuerda a las pagodas. Estamos en la antesala del gran llano Plana Mistresa, 1980 mts, donde torceremos a la derecha, dejando al oeste la ruta norte del Bisaurin y la ascensión al Puntal de Secús , que realizamos en el 2012 con mucha más nieve que hoy. 

Refugio de Ganaderos (1925 mt)

Plana Mistresa, 1984 mts. Hacia el oeste Bisaurin

Hacia el este, Puerto de Bernera
Una vez en Plana Mistresa nos calzamos los crampones y giramos a la derecha en dirección al Puerto de Bernera, antesala del Valle de los Sarrios. No llegamos hasta el collado, ya que teniendo ya a nuestra izquierda el Liouviella, tomamos un pasillo nevado que sube en oblicuo y que nos permite ganar altura y salvar los primeros escarpes, llegando ya a una zona más llana donde vemos ya enfrente el collado que separa La Cúpula de Secús de nuestra cima. Ascendemos por un canalón nevado hacia el norte hasta poco antes del collado, donde nos quitamos los crampones y avanzamos por terreno descompuesto pero muy fácil saliendo un poco por encima del collado. Al norte se nos abre un inmenso panorama hacia el Pirineo francés y las grandes cumbres fronterizas, y justo debajo de nosotros el Ibón de Estanés parcialmente helado pero sin nieve; increíble un 26 de diciembre. Ahora ya sólo nos resta caminar por la sencilla cresta hasta la cima del Liouviella.
Al fondo Puerto de Bernera. 
Nosotros nos dirigimos a la comba de la izquierda para superar el escarpe. Más arriba, al sol, la cima

Ganando altura sobre Plana Mistresa
Bisaurín, omnipresente


Josan frente a Liouviella. Nos dirigiremos al collado de la izquierda


Ya en el collado. Sólo falta recorrer la fácil cresta
Ibón de Estanés y Gave de Aspe
La vista desde la cima es espectacular. Al norte el Pirineo Francés, hacia el oeste las cimas de Zuriza y Oza, al este destaca el Midi d'Ossau y los Macizos de Pallas-Balaitous. Al sur las cimas más septentrionales del Macizo de Bernera, destacando O'Ibón y Ruabe de Bernera que hunden sus paredes norte en el Valle de los Sarrios, igual que nuestra montaña se precipita bruscamente hacia el este, al mismo valle.


Carli llegando a la cima




Enrique, Fernán, Carli. Detrás estaría el Valle de los Sarrios, y más allá Llena del Bozo, y a la derecha O'Ibón

Midi, Pallas, Balaitous

Al fondo Tres Sorores. En primer plano la curiosa Lie Lavatte.

 Valle de los Sarrios

Carli, Josan, Marta, Fernán, Enrique

El día es magnífico, impropio de las fechas. Después de casi una hora en cima, comenzamos el descenso en principio por el mismo itinerario, aunque con idea de acercarnos a la cabecera del Valle de los Sarrios e Ibón Viejo. El día en esta época es muy corto y enseguida la sombra nos engulle, al tiempo que la nieve se endurece considerablemente. De nuevo crampones. 
Pronto alcanzamos el Puerto de Bernera, que da entrada al Valle de los Sarrios, muy cerca de allí el diminuto y muy helado ibón. 
Comenzamos el descenso. Enfrente Cúpula de Secús (lo ponemos en cartera)

Marta en el tramo rocoso de la cresta

Nos dirigimos hacia la cabecera del Valle de los Sarrios. Al fondo muralla de O' Ibón

Puerto de Bernera

 Junto al Ibón Viejo. Ambiente boreal

El tiempo se nos echa encima y hay que descender. Mejor que no se haga de noche por estos lares. El sol se va retirando rápidamente y tan sólo el Liouviella recibe sus últimos rayos. Atravesamos Plana Mistresa y enfilamos hacia el Sur por terreno conocido. Dejamos atrás el refugio de Ganaderos y observamos la muralla de Bernera con un color "ocaso" increíble, parece incendiada. Esta visión es fugaz porque enseguida cae la noche sobre nosotros, llegando en plena oscuridad al refugio de Lizara.
Liouviella desde Puerto de Bernera

Plana Mistresa



El color del ocaso sobre Bernera

Un año más hemos cumplido con la ascensión navideña. El Liouviella, esta modesta montaña con cinco vocales no nos ha decepcionado en absoluto y nos ha permitido descubrir la cantidad de posibilidades que nos puede ofrecer esta zona en combinación con travesías por Candanchú y Estanés. Volveremos!!!
https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=15916665

26 diciembre 2016. Marta, Josan, Fernando, Carli, Enrique.

2016-12-19

Mont rebei - Montfalcó


Desfiladero de Mont-rebei desde la pasarela de Siegué
El Montsec es una sierra caliza del prepirineo que se encuentra entre Aragón y Cataluña. El Noguera Ribagorzana consiguió abrirse paso en una larga pero tenaz labor en su recorrido hacia el sur dejándonos este desfiladero que hasta principios del siglo XX era inaccesible. Fue en 1924 cuando se abrió paso en la muralla mediante un sendero horadado en la roca, en la orilla izquierda. Posteriormente el camino quedó inundado por el recrecimiento del embalse de Canelles. En el año 1984 se realizó una nueva ruta por encima de la anterior, que es la que actualmente se transita y permite atravesar el congosto. Sin embargo sólo era practicable la orilla catalana, y no fue hasta 2013 cuando se construyó un puente colgante en el estrecho de Siegué que permite pasar a la parte aragonesa (margen derecha) y mediante unas escaleras y pasarelas de madera es posible superar una pared rocosa y acceder hasta el pueblo de Montfalcó, haciendo posible una ruta que antes era imposible. Eso sí, una ruta de ida y vuelta, ya que no es posible hacer una circular. 

Para el puente de la Inmaculada siempre nos gusta hacer alguna excursión desde el Valle de Benasque. Este año sólo estamos disponibles mi padre y yo. Después de analizar varios opciones nos decantamos por el congosto de Mont-Rebei y las pasarelas de Montfalcó,  ya que creemos que por las fechas  que son estarán menos concurridas que para el buen tiempo. A última hora mi madre que ya se siente recuperada del esguince decide acompañarnos.
La idea es dejar el coche en el parquin de la Masieta, cercano a Puente de Montañana, y hacer el recorrido del congosto de Mont-Rebei, pasar las pasarelas y llegar hasta Montfalcó, donde hay albergue donde comer y volver. Son 16 km entre ida y vuelta, y unas 6 horas en total.
El día está frio y hay niebla. Llegamos al parquin y tras pagar 4 euros (se supone que para mantenimiento de la ruta) nos dicen que la boira es común a primera hora, pero que pronto escampará. Comenzamos a caminar hacia el congosto, a los 5 minutos hay una bifurcación, optamos por el camino de la izquierda que va hacia arriba. Más tarde nos daremos cuenta que es mejor coger el camino que va hacia abajo (siempre y cuando no esté anegado de agua) ya que ir por arriba sólo bordea y no aporta nada. Ambos caminos se juntan en el inicio de una pasarela que cruza el barranco y ya nos adentramos en el congosto. Es un camino estrecho provisto por una sirga para dar mayor seguridad, llano y con bancos que nos permiten ver el vacío sin acercarnos al abismo. Aún así no recomendable para personas con vértigo, perros sueltos, ... 
Al poco de comenzar atravesamos un profundo barranco por una pasarela colgante
La ruta está excavada en la roca. En algunos tramos las dos orillas están separadas por apenas 20 mts

Avanzamos hacia el sur, suspendidos en el vacío

Sin palabras
Al cabo de  3  km el congosto se abre y se aprecia a lo lejos otra pasarela que cruza al otro lado del río Noguera Ribagorzana. Ahora es un sube y baja, y el camino está equipado de escalones para evitar la erosión del terreno debido al paso de excursionistas.

Al fondo vemos el estrechamiento de Siegué, donde está instalada la segunda pasarela


Al llegar al estrechamiento de Siegué (4 km) el camino sigue hacia el sur ya por terreno más abierto en dirección a La Pertusa. Sin embargo, nosotros cruzamos el río por una pasarela colgante y llegamos a la orilla aragonesa. A partir de aquí el camino se empina y empezamos a ganar altura para llegar a la parte superior de la pared donde empieza el primer tramo de escaleras de madera ancladas a la muralla. Hay tramos estrechos que sólo permite el paso de una persona, aunque hay pequeños ensanchamientos para el cruce. A pesar de ser invierno nos encontramos a mucha gente, no queremos ni pensar en cómo será con el buen tiempo. Es espectacular, aunque no tiene ningún peligro no es apto para personas con vértigo. Estas escaleras nos permiten bajar por mitad de la pared.

Atravesando la segunda pasarela. Cruzamos a Aragón
Descendiendo el primer tramos de escaleras
Una vez abajo el camino sigue descendiendo hasta el siguiente tramo de escaleras, en esta caso los escalones se combinan con pasarelas.


Colgados en la pared, vertiginosa vista sobre la pasarela de Siegué

Espectacular
El resto del recorrido será por sendero entre bosque de pinos y bojes. Primero llano hasta llegar al Corral de la Viña y luego ascendente, pasando por una fuente, donde a partir de allí quedarán unos 15 minutos para llegar al albergue. Nos ha costado 3 h. 50', pero hemos venido muy tranquilos. Del pueblo no queda nada de nada, tan sólo el albergue "Casa Batlle" y la reconstruída ermita de Santa Quiteria y San Bonifacio, que se encuentra a unos 10 minutos colgada sobre el embalse.
Caminando hacia Montfalcó
Ermita de Santa Quiteria y San Bonifacio. Siglo XI
Desde Montfalcó, vista hacia el norte.
En esta época los días son muy cortos y ya vamos mal de tiempo, así que decidimos dejar a mi madre en Montfalcó y desandar el camino para una vez en el coche ir a Viacamp y coger la pista de 15 km que comunica esa localidad con Montfalcó. La realidad es que mi madre no está todavía recuperada de su lesión, y 8 km por estos andurriales ya han sido suficientes para ella.
El primer tramo de bosque lo hacemos medio corriendo. Luego las pasarelas, ahora ya prácticamente desiertas. La verdad es que tiene mucho más encanto que sin las aglomeraciones de la mañana, y al mismo tiempo con la luz apagándose poco a poco que confiere al entorno un encanto añadido.



Es menos de lo que parece, siempre que no se sufra vértigo
Nos acercamos de nuevo al Congosto. Al fondo, en la otra orilla se ve el tramo de las escaleras 


Cruzando el barranco de San Jaume, muy cerca ya del parquin

La vuelta efectivamente es más rápida, 2 horas y media a paso ligero. También nos encontramos menos gente, y el paso de las pasarelas ha sido muy rápido.
Cuando llegamos a la Masieta ya casi está anocheciendo. Las útimas luces de Diciembre
Al final a mi madre la han acercado a Viacamp un autobús de la Balay que han ido a pasar el día allí, mucho mejor, nos ahorramos 40 minutos de pista. 
A la vuelta paramos en Benabarre a tomarnos un chocolatito caliente para entonarnos, que buena falta nos hace.

Ultimas luces sobre el castillo de Chiriveta
Fin
Espectacular recorrido. 16 km ida y vuelta y 1000 mts de desnivel acumulado. Mont-rebei no nos ha defraudado. Muy recomendable, aunque si hay posibilidad es conveniente elegir días que no se prevean muchas aglomeraciones. El disfrute será mayor.

10 Diciembre 2016. Ana, Enrique, Marta



Temas relacionados