Es fácil recordar datos cuantitativos como nombres de picos, altitudes, desniveles, orientaciones, acotaciones geográficas, coordenadas GPS, grados de dificultad en diferentes escalas ... nos sobran mediciones y este blog es sólo para guardar pequeños detalles que sirvan para pulsar el nodo neuronal que dispara en nuestro cerebro evocaciones, recuerdos, sensaciones, sugerencias y demás impresiones cualitativas

2016-09-19

Muro de la Cascada (2030 mts). Gavarnie. Vía Clásica, AD (IV-) 300 mts.

De todas las excursiones que hemos hecho estos días, ésta es con seguridad la más fácil, pero también la más simpática.
La aproximación es un descubrimiento, pues las curvas del camino te  van desvelando el Circo poco a poco, las zonas bajas en oscuridad y el sol naciente bañando las cumbres occidentales. La verdad es que esta ruta es problemática para encontrar un día bueno. A principios de estación está bañada por todo el agua que cae de los neveros superiores, después de tormentas sucede lo mismo, y cuando hace buen tiempo con anticiclón a final de temporada, la niebla ocupa todo el valle y no despeja hasta mediodía, y un gran nevero cubre la pase de la pared, pero ¡¡está hueco por abajo y no sabes si aguantará!!
No es el caso hoy, es un día perfecto sin niebla, año seco y como no hay nevero lo aprovechamos para venir a esta vía abierta en 1.887 por Celestin Passet y compañía. Toda una clásica.
Pero esta vía nos pareció que tenía truco. Aunque la cotación global es AD, cuando vas intentando seguir la vía, te encuentras que la grietas y diedros están completamente mojados, si no es cayendo pequeñas cascaditas y aunque Bellefon dice que la roca no patina, ¡¡de eso nada!! ¡¡Patina y bien que patina!! No siempre, pero en algunos tramos, la roca mojada está muy resbaladiza, por lo que en lugar de ir por la vía , te tienes que salir por los espolones de, bien izqda., ora derecha, para ir por terreno seco; y como buena caliza, las presas a veces están muy bien puestas y otras veces están invertidas. Y además existe la "pequeña" dificultad que en los espolones no se puede meter nada, por lo que los seguros alejan bastante y el primero va...va con cierta intranquilidad. Sí, es fácil, pero -"no he podido meter ni un seguro en el largo".Aquí está un croquis de la vía, con los seguros que ha recordado Alfredo. Pensábamos que no iba a tener nada, pero está relativamente bien equipada, sobre todo las reuniones. Depende de la cantidad de agua que caiga, la ruta puede cambiar mucho.
A la izqda. y por detrás tenemos la Gran Cascada, que desde este ángulo cambia la visión completamente.
En el segundo largo nos encontramos una clavija de la época.
Los largos se van sucediendo, mientras nos vamos timando con la Gran Cascada para ver los metros que hemos subido.

Y reuniones modernas
Y más largos rezumando agua y teniendo que escalar por la derecha, en el lado seco, encima del espoloncito.         
La vista hacia atrás, hasta Gavarnie, es inmensa.
Y más largos con la roca mojada. ¿Por dónde voy? No puedo meter nada.
Y llegamos a la segunda vira,  que resulta ser muy ancha. ¡¡Se podría hacer un partido de futbol 7!! Reunión en un bloque.
Y llegamos a la tercera vira, antes de la travesía bajo la cascada. Parece que cae poca, pero te vas a mojar ¡¡pero que bien!! Alfredo la cruza un poco por abajo, por la roca clara, y yo la cruzo por arriba, pegado a la pared que tiene unos labios en el suelo que se pueden agarrar bien... nos mojamos los dos. Aquí la roca no patina nada. Nada más pasada la cascada, en la misma travesía,  hay un spit y un clavo, antes de llegar a la reunión.

Ya en la reunión nos entra la risa tonta, descargando la emoción de esta vía tan simpática. Ya solo queda un largo en diagonal ascendente a la derecha para salir a la terraza e intentar secarnos,  mientras nos reímos comentando esta vía tan curiosa.
La vista es espectacular. Solo queda seguir el sendero, tapizado de edelweiss,  que subiendo un poco, va flanqueado el piso superior para juntarse con Les Echelles, el camino que une el Hotel del Circo con el refugio Sarradets. Preciosas vistas.




Cuando llegamos al Hotel del Cirque, no sabemos si tomar el aperitivo o la merienda.
Y la gran cascada, con un rayo de sol que hace resplandecer el agua. ¿A que parece que hay una cabeza de rebeco gigante que asoma por ella?
Au Revoir!!!
31 de Agosto 2016. Alfredo y Pedro

1 comentario:

  1. Una actividad bien bonita, y con unas vistas de lujo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar

¿qué te cuentas?

Temas relacionados