Es fácil recordar datos cuantitativos como nombres de picos, altitudes, desniveles, orientaciones, acotaciones geográficas, coordenadas GPS, grados de dificultad en diferentes escalas ... nos sobran mediciones y este blog es sólo para guardar pequeños detalles que sirvan para pulsar el nodo neuronal que dispara en nuestro cerebro evocaciones, recuerdos, sensaciones, sugerencias y demás impresiones cualitativas

2015-08-17

Ramougn (3011 mts) arista NW

No veía a Olivier desde un intento invernal al Midi d'Ossau, hace casi cuatro años; encontrada una oportunidad para vernos y celebrar el reencuentro, nada mejor que intentar escalar la arista Ferbos al Trois Conseillers, uno de los 14 tresmiles del macizo de Néouvielle, entre Aragnouet y Saint-Lary Soulan.  Además, la previsión de la meteo era sorprendentemente buena para esa zona. Acordamos reunirnos en el Chalet-Refuge d'Oredon, junto al lago del mismo nombre, accesible en coche y con parking de pago, aunque no se hace nada caro considerando el lugar. Una vez allí, la sorprendentemente buena meteo ... toda la noche lloviendo y a la mañana una niebla que no dejaba ver ni el lago. No sabemos qué hacer, alguien dice que por encima de 2500 mts hay sol, pero la perspectiva de meternos en la Ferbos, 800 mts de recorrido AD+ con pasos de IVº y roca mojada no nos seduce, hay que buscar un plan B ¿cual? ¿el Ramougn? vamos allá. Es otro 3000 pero con menor dificultad, PD+ y pasos de IIIº. Disfrute garantizado.
Con más ganas que fe, salimos del refugio por la carretera que sube al lago Aubert, aparcamos y seguimos la ruta normal al Néouvielle, siempre entre la niebla, siguiendo los abundantes hitos (aquí 'cairns'). Pasamos por el desvío al Pas du Gat, que no tomamos, y buscamos el mejor paso por la cresta de Barris para meternos en la cuenca de los antiguos glaciares de Ramougn y Nèouvielle, hoy casi extintos, reconvertidos en neveros, qué pena ... De la cantidad de glaciares que había anteriormente, deriva el nombre de Néouvielle, nèu vielha (nieve vieja) en occitano.
A la vez que ganamos altura, vamos dejando atrás las nubes y la niebla va despejando, ya podemos ver la cresta entre los dos tresmiles a la que nos dirigimos por un incómodo caos de canchales y bloques de granito.  
Como de costumbre, perdemos los hitos y avanzamos penosamente; como de costumbre, a la bajada, encontraremos bien el camino y el descenso será más cómodo. La niebla se desvanece con la altura, empiezan a aparecer los neveros y nosotros progresamos en diagonal, bajo la cresta del Ramougn buscando el punto mas bajo que permita superarla con facilidad.
Como nos habían indicado, por encima de los 2500 mts se extiende un mar de nubes y los picos emergen solitarios como islas. Panorama fantástico, allá distinguimos el Arbizón ...
 ... y el Midí de Bigorre con su observatorio astronómico en la cumbre.
Encontramos los restos del glaciar que llega hasta la depresión en medio de la cresta, La nieve está todavía muy dura y tenemos que ponernos los crampones porque arriba la pendiente tiene más de 45º.
Mientras cruzábamos el nevero nos hemos fijado en el diedro chimenea por donde discurre la vía normal de descenso. Tambien sirve como vía de ascenso, pero a nosotros nos gusta crestear por este granito donde emerge algún afloramiento de esquistos.
Olivier llegando a la depresión (2965 mts) desde donde se divisa toda la cresta y la pirámide final del Ramougn. Igual que el más conocido Soum de Ramond, el nombre de este pico está dedicado al célebre geólogo-alpinista Louis Ramond de Carbonnières, siendo Ramougn la pronunciación de Ramond en gascón.
La cresta tiene un par de gendarmes interesantes, el resto es entretenido pero muy sencillo y con panorámicas increíbles.  
La depresión, más bien una fina brecha, tiene vistas al lago Cap-de-Long y a los picos Méchant y Bugatet, muy poco visitados por montañeros españoles.
Imagen del pico de Trois Conseillers con la arista Ferbos, a la izquierda, que constituía nuestro plan inicial.
Desde la brecha comenzamos el ascenso del primer gendarme
Nos encordamos para atravesar este gendarme, pues aunque no es difícil tiene algún paso aéreo de IIIº, siempre con una roca excelente.
Cruzamos un segundo gendarme, avanzamos un poco más y llegamos a la "W" característica, con sus dos brechas, sobre el diedro-chimenea por el que descenderemos.
La primera brecha se atraviesa por una placa de buen granito que se puede superar aprovechando fisuras y pequeños apoyos para manos y pies. Se pueden poner seguros intermedios, con cintas o friends, para prevenir un péndulo en caso de caída del segundo. Al final de la placa no hay agarres para las manos, teniendo que dar un paso de decisión para saltar a una pequeña repisa algo más abajo.
Seguimos trepando y llegamos al pie de la segunda brecha, algunos prefieren superarla por el filo pero nos parece más seguro hacerlo en bavaresa, las manos en el filo y los pies en adherencia. 
Olivier en plena bavaresa, bien asegurado pues en todo el recorrido hay abundantes lugares para montar seguros. A la derecha vemos otra cordada que nos sigue.
En general, es una escalada de baja dificultad y un granito muy fiable que nos deja disfrutar a tope durante toda la ascensión, recuperando las sensaciones perdidas después de estos años sin escalar juntos.
La otra cordada que nos acompaña prefiere atacar directamente el flanco para evitar las brechas, montando reunión en una placa inclinada que conviene recordar porque tiene una instalación de rapel para el descenso.
Pico de Néouvielle (3091 mts)
Ya atravesadas las dos brechas, hay que fijarse bien en los hitos, escasos pero estratégicamente colocados. Seguimos ascendiendo por la cara N hacia un hito que parece no conducir a ningun sitio, pero al llegar a él encontramos un paso que nos cruza a la vertiente S, ahora todo se ve más claro y trepamos directos hasta la cima. 
Pic Long (3192 mts) altura máxima del macizo, sus satélites, pequeños tresmiles de infausto recuerdo, sobre el lago Tourrat. En la lejanía, brecha de Roland y Taillón.
Toda la cuenca de Oredon sigue cubierta por la nubosidad, no verán el sol en todo el día.
Pronto llegamos a la pequeña cima del Ramougn a 3011 mts. Olivier sonríe con el Midi de Bigorre asomando sobre el mar de nubes
Vignemale y glaciar de Ossoue, en primer plano la cresta de Trois Conseillers.
No nos cansamos de comtemplar Cap-de-Long y sus largas orillas tantas veces recorridas.
Islas y olas
Pico de Trois Conseillers (3039 mts), a su izquierda el Pic Long y Vignemale a la derecha. La otra cordada llega también a la cima.
Cresta des Alharisses sobre el lago, Campbiel, Maou, Badet y Pic Long, que con sus 3192 mts es el punto culminante de la Reserva Natural de Neouvielle.
Aprovechando la llegada de la otra cordada, nos intercambiamos fotos cimeras. 
Las nubes amenazan volver a cubrirlo todo, sin perder tiempo comenzamos el descenso.
Las vistas sobre los restos del glaciar son vertiginosas, pero el descenso, aunque aéreo, no plantea dificultades.
Nosotros llevamos una cuerda de 50 mts que no es suficientemente larga para rapelar, así que destrepamos con cuidado hasta el diedro-chimenea.
Una vez dentro del diedro, rapelamos lo que podemos y el resto destrepamos.
Con la vista en los lagos Aubert y Aumar, el descenso ahora es mucho más cómodo porque encontramos los hitos que nos guían por el caos de bloques, además aprovechamos todos los neveros que aparecen a nuestro paso para bajar rápidos, cruzamos la brecha de Barris por otro sitio distinto, como de costumbre, y llegamos al parking. De regreso, salimos del verano para adentrarnos en el Otoño local con una temperatura de 9º, niebla, humedad y frío.
En el refugio tomamos unas Grimbergem Blanche, la cerveza recomendada, queso y jamon antes de despedirnos, mientras vamos planeando otras rutas por este macizo de Néouvielle, casi a medio camino entre nosotros dos.

25 Julio 2015. Olivier y Rafa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿qué te cuentas?

Temas relacionados