Es fácil recordar datos cuantitativos como nombres de picos, altitudes, desniveles, orientaciones, acotaciones geográficas, coordenadas GPS, grados de dificultad en diferentes escalas ... nos sobran mediciones y este blog es sólo para guardar pequeños detalles que sirvan para pulsar el nodo neuronal que dispara en nuestro cerebro evocaciones, recuerdos, sensaciones, sugerencias y demás impresiones cualitativas

2015-12-20

Salcorz (2677 mts)

Acometiendo la rampa final hacia el Salcorz
Entre los puertos de Bielsa y Moudang, en el cordal fronterizo, destacan un par de cumbres sobre el resto: El Bataillance al Oeste, y el Pico Salcorz o Pic Marty Caberrou, al Este. A éste último nos dirigiremos en el día de hoy.
Esta vez me ha tocado la misión de escribir esta reseña, aunque más bien se me ha impuesto este requisito a cambio de recibir mis galones de montañera senior. Ahora en serio, era la única que no se había estrenado en el blog!
Lunes 7 de diciembre, puente de la Inmaculada, Rafa, mi padre y yo nos juntamos para hacer la “prenavideña”. Quedamos con Rafa en Ainsa y tomamos un buen almuerzo para planificar la excursión. Ya hemos decidido que vamos a subir al Salcorz, la zona de Barrosa quedará en cartera para otra ocasión. Llegando al túnel de Bielsa, tenemos que aparcar unos 500 metros después de donde empieza el camino PR, justo pasado el salva-aludes, debido a un accidente; hace mucho frío y hay hielo en la carretera.
Tal y como hemos leído en otras reseñas, el camino empieza de forma explosiva. Nos adentramos en el bosque, donde la senda zigzaguea para poder salvar la pendiente. Parece mentira que por allí pueda ir un camino!! Tal es la inclinación que en menos de una hora subimos casi 400 metros de desnivel y vemos la carretera justo debajo de nosotros y el túnel de Bielsa al fondo. Poco a poco las ramas y las piñas se van cubriendo de nieve, a la vez que los rayos de sol empiezan a calentarnos.
Ascendemos por un tupido pinar
El bosque se abre y tenemos que cruzar un arroyo, dejando atrás un pequeño refugio de pastores. Con la nieve es difícil seguir la senda, además los palos “baliza” y las marcas PR escasean, así que seguimos las huellas de alguien que ha pasado por allí antes.
Cruzando el Barranco de Salcorz
El avance cada vez es más lento, el espesor de la nieve aumenta y en las zonas umbrías la nieve no está transformada y nos hundimos hasta la rodilla.
Vista hacia el Circo de la Pinarra. A la izquierda Pico Barrosa
Hacia el Oeste valle de Barrosa y Pico Robiñera
Ya vemos nuestro pico, 3 personas están subiendo por la ladera, seguramente los dueños de las huellas. Nos parece que van muy a la izquierda, así que hacemos una pequeña parada decidir por donde seguir y aprovechamos para echar un bocado. Mirando el GPS de Rafa nos damos cuenta de que hemos hecho un alcorce (atajo). Por la altura a la que estamos debemos estar cerca del ibón.  Ya no vemos más balizas ni mojones, decidimos no seguir las huellas (pensamos que se dirigen al Bataillance) y vamos dirección a la montaña, para salvar un pequeño resalte donde intuimos que puede estar el ibón. Error! No hay ibón. Consultamos de nuevo el GPS y ya estamos a mayor altura que el lago, nos hemos pasado de largo. Mirando abajo vemos algo de agua helada, quizás sea el ibón inferior. 


Ni rastro del ibón, quizás lo hemos pasado.
Por detrás del Circo de la Pinarra ya aparece la Cresta de Tromouse
Retomamos el rumbo hacia la dirección correcta, el collado de Salcorz. El avance es más complicado. La nieve está más dura en algunos tramos y la inclinación es considerable, un paso en falso y caes hasta abajo, así que llegamos hasta un trozo de hierba y allí nos colocamos los crampones y sacamos los piolets. A partir de entonces los pasos son más seguros. Mientras tanto se va formando niebla por la zona del Bataillance, nos empezamos a poner nerviosos pues es una zona no conocida (por mi padre y por Rafa, para mí todo siempre es nuevo) ¿sabremos llegar? ¿y volver? ¿veremos algo? ¿tendremos que abortar y dejarlo para otro día? 
En un momento la niebla parece engullirnos.
Pero no todo iba a ser sencillo, sin darnos cuenta nos metemos en una zona de rocas, rocas+nieve=minas. Donde hay rocas la nieve no ha asentado, así que avanzamos con dificultad, hundiéndonos hasta la rodilla a cada paso y en ocasiones más, provocando pozos sin fondo. Mi padre no para de protestar, aunque Rafa sigue hacia arriba sin hacer caso de los juramentos. Pasado ese tramo avanzamos mejor hasta llegar al collado. Este collado no sabemos muy bien como se llama, en algunos mapas dan por aquí una ruta HRP francesa y quizás sea al Port d'Hechempy, no se, el caso es que a nuestros pies tenemos el valle de Moudang, eso es claro, y vemos a la izquierda el Pico Garlitz, y a la derecha el gigante Arlet. Por fin, parece que ahora la subida se ve muy clara. Por contra empieza a soplar un viento muy fuerte que casi nos tira al suelo. Será el efecto Venturi, tan común en los collados?
Collado y cima del Salcorz
Hacia el norte, pico Aret (2939 mts)
Nos quitamos los crampones y cresteamos por terreno de esquistos hasta la cima. Se nos hace duro ya que luchamos contra el viento y las pizarras descompuestas, avanzando 3 pasos y retrocediendo 1. Creemos que el pico que estamos subiendo es el correcto y no es una falsa cima, tan mal lo estamos pasando que decidimos que si no es el Salcorz nos quedaremos allí.
Dejamos el collado y la cresta que se dirige hacia Bataillance
Valle de Moudang. Pico Garlitz
SÍ QUE ES!!! En la cima nos espera un enorme mojón y unas vistas espectaculares. Tal es la satisfacción que se ya no notamos ni tanto frio ni tanto viento ni tantas ganas de tocar chufa e irnos. Parece que donde estamos es la única zona donde no hay niebla. Después de unas cuantas fotos abandonamos el pico, comeremos más abajo donde estemos más resguardados y salvados de la niebla.
Marta eufórica. Hacia el sur primeras estribaciones de Pineta
Hacia el Este, ni idea de lo que se puede ver. Al fondo deberían estar el macizo de Culfreda
De izda a dcha. Rafa, Marta, Enrique
La Munia, Troumouse
El descenso es muy rápido, “esquiamos” por los esquistos y luego el primer tramo de nieve con los crampones es una maravilla. Salvamos la zona de “minas” y a lo lejos ya vemos pisadas y balizas. 
Valle de Moudang, Aret
Punta d'El Cabo?, el valle de Trigoniero estaría detrás.
Caprichos de la nieve

Ya hemos pasado lo difícil y nos podemos relajar para comer, que nos lo hemos ganado.
Seguimos las balizas y las huellas entre la niebla esperando ver el ibón. No lo vemos, quizás hayamos cogido otro camino… Se nos hace muy pesado el tramo de nieve, está más blanda que a primera hora y se nota.
Por fin cruzamos el arroyo y se va acabando la nieve. Una vez en el bosque los metros caen a una velocidad asombrosa y sin darnos cuenta llegamos a la carretera.
De nuevo la niebla
Casi anocheciendo. El túnel y el Chorro de la Pinarra
Foto sacada en Abril 2014 desde Bataillance
Bonita excursión invernal y prenavideña. Hacemos parada en Salinas de Sin, ya es tradición.
Mi padre y yo una vez ya en Villanova intentamos resolver el misterio del ibón. Es una zona que no sale en los mapas, debe ser una ruta poco transitada. No sacamos nada en claro, ni siquiera la altura del Salcorz que varía dependiendo de los mapas. Parece que este pico en Francia se llama Marty Chabarrou. Los ibones y las rutas también cambian de posición dependiendo de las guías. En Zaragoza con Google Earth tampoco nos aclaramos, y en un libro de ibones tampoco sale. Tendremos que volver a explorar la zona en otra ocasión en la que no haya nieve.

7 Diciembre 2015 (Rafa, Enrique, Marta)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿qué te cuentas?

Temas relacionados