Es fácil recordar datos cuantitativos como nombres de picos, altitudes, desniveles, orientaciones, acotaciones geográficas, coordenadas GPS, grados de dificultad en diferentes escalas ... nos sobran mediciones y este blog es sólo para guardar pequeños detalles que sirvan para pulsar el nodo neuronal que dispara en nuestro cerebro evocaciones, recuerdos, sensaciones, sugerencias y demás impresiones cualitativas

2011-06-26

Petit Pic d'Ossau (2807 mts) por la arista de Peyreget

Hacia el refugio
El despertador suena a las 4:30 y nos levantamos rápido, tenemos que salir de Zaragoza dirección frontera del Portalet sin perder tiempo porque la meteo anuncia tormentas a la hora del café, pero ¿la del café en España o en Francia? una vez más, tendremos que correr, por si acaso, pues una vez metidos en la larga arista prácticamente no hay posibilidad de retirada.


Olivier ha llegado de París para intentar juntos una clásica: el Petit Pic d'Ossau por la arista de Peyreget, escalada alpina de 600 mts con dificultad máxima AD (III+), siempre que vayas por donde debes ir, pues es fácil complicarse al menor descuido. A nosotros nos costó desde el coche a la cima del Petit Pic, 5h45 incluyendo paradas, café en el refugio de Pombie, fotos, embarques, vueltas, revueltas y tal. Una vez en la cima, pretendíamos seguir al Grand Pic, pero la amenaza de tormentas nos aconsejó retornar por la misma arista, tardando otras 4 horas en llegar al refugio, con sus destrepes, rápeles, vueltas, revueltas y nuevos embarques.
A la izquierda se recorta la arista de Peyreget. La Fourche separa el Petit del Grand Pic
De material, cordinos, cintajos, mosquetones. Únicamente utilicé un friend para montar una reunión en un embarque. No llevé pies de gato ni los eché en falta. La roca es una andesita excelente, de textura parecida al granito.
Chimeneas de la cara Oeste
Con estos preparativos, nos encontramos al amanecer en el parking de Aneou (1730 mts), en una hora más o menos llegamos al refugio (2032 mts), tomamos un café que nos sabe buenísimo, rodeamos el lago de Pombie y continuamos al col del Peyreget (2270 mts) al que llegamos a las 9:00 pasando por los laguitos semihelados del mismo nombre.


Cogemos un sendero muy bien marcado por las laderas herbosas de la vertiente Oeste, sombría a estas horas, más arriba superamos barras rocosas y las últimas chimeneas de acceso a la cresta, a la que llegamos a las 9:38, al pie de la Pointe Emmanuelle, reconocible por su reunión en el pitón cimero. Vamos sueltos y rápidos, a pesar del peso. Dificultades PD+, algún III, pero sin sensación aérea.
Alcanzada la cresta, los hitos indican que hay que bajar y nos parece que demasiado, así que preferimos seguir la cresta por la Izqda. flanqueando gendarmes y espolones con cierta dificultad y ambiente de vacío bajo nuestros pies. 
Ya en arista vemos el ambiente que nos espera
Intentamos no perder altura
La pared se hace más vertical y Llegamos a un punto en el que me parece que ya la hemos liado, porque se ve chungo ¿nos hemos metido en la ruta hacia Flammes de Pierre? estamos bajo una brecha. En la pared veo un cintajo y, sin mucha convicción, trepo para asomarme (vamos aún desencordados). Subo a la brecha (III aéreo) cruzo y encuentro un gran hito indicando hacia la soleada vertiente Este. Destrepo, nos encordamos, vuelvo a subir y monto reunión. Hemos salido bastante más arriba de lo que indica la vía normal, pero de esto me di cuenta más tarde.

Caos de bloques
Perdidos en la cara Oeste, buscamos la salida hacia la Este
Saliendo a la brechita donde encontaríamos el hito
Reunión en la brechita
Pasamos al otro lado, estamos en la parte superior de un corredor pedregoso, terreno un tanto suelto pero fácil. Como la referencia de Pedro (que había escalado la cresta unos días antes) es sortear las dificultades unos pocos mts por debajo del filo, comenzamos a flanquear un gendarme sin perder altura.
La brechita donde cruzamos para continuar por las placas superiores (Foto tomada en el descenso)
No tengo ni idea de donde estoy, veo algún hito por aquí y por allá ... hasta llegar a una placa que supongo debe ser la Diagonal. Me meto directamente, comprobando pronto que es un III aéreo, de PD nada, ya la he liado otra vez. Hago reunión con un friend en una fisura, recupero a Olivier que sigue ascendiendo hasta superar la placa. Después voy yo y me sorprendo de los pasos aéreos que le ha tocado superar.
Hacia el circo rocoso















Ya por terreno más fácil (I, PD) llegamos a otra brecha con nieve, un poco más arriba reconocemos la verdadera Placa Diagonal, que, efectivamente, es un PD+. Superada fácil, entramos en el circo rocoso, que así le llama la reseña, encadenamos una sucesión de gradas y resaltes (II, III sin demasiado patio). Ya estamos en la base de la pirámide final. Traspasamos una brechita señalada con un hito para, destrepando unos metros, llegar al pie de la última chimenea de 50 mts, la que indican las reseñas como III+.
La última chimenea


Comienzo a subir con la tranquilidad de escalar por terreno reconocible, me parece segura y divertida después de los embarques por donde nos hemos metido. A unos 5 mts y a la derecha hay un seguro de cordinos, otro unos 30 mts más arriba a la izquierda, cómodo para montar reunión. Desde allí, fácil y en ensemble (I, II) atravesando los últimos metros por unas placas un tanto aéreas, llegamos a la cima del Petit Pic d’Ossau (2807 mts).
Reunion en la última chimenea



Placas aéreas inmediatas a la cima















Unos minutos para hacer fotos y observar la continuación al Grand Pic (2887 mts), el descenso a la Fourche y la travesía de las Placas Grises. No parece tan difícil, pero el Grand Pic se está cubriendo de nubes y con esta buena excusa decidimos bajarnos, lo cierto es que yo noto el cansancio, pues el peso y la tensión pasan factura, aunque al sonriente Olivier lo encuentro en muy buena forma.



Al norte vemos el lago de Bious-Artigues
Al Noroeste, los lagos de Ayous
Al Sur, refugio y lago de Pombie, de donde venimos
El cielo se cubre ¿ya es la hora del café?
Destrepamos y montamos rappel en un parabolt que hemos visto a la subida, como suele suceder, se forman nudos en una de las cuerdas y hay que repetirlo ¡siempre pasa lo mismo! y no nos extraña. La sorpresa para mí fue saber que Olivier hizo este video:

El anclaje del primer rapel puede resultar dificil de encontrar
A la derecha del rappel observamos la parte superior de la chimenea

De allí rapelamos hasta la reunión superior de la chimenea, encadenamos el segundo rapel hasta la base y recuperamos las cuerdas con cierta dificultad por la caída de piedras y porque se atascan con facilidad. En la brechita, otro rappel cómodo de 40 mts para descender el circo rocoso, otro rappel más para el gendarme de la Diagonal y finalmente llegamos a la brecha del nevero.
Inicio del rappel de la Placa Diagonal
Lateral de la Placa Diagonal, donde el rappel extraploma
Seguimos los hitos, más o menos, ahora sí que vamos por el buen camino, fácil, bastante por debajo del filo de la cresta. Descendemos por corredores pedregosos y sueltos, no estamos seguros si se podrá bajar directamente hasta la Grande Raillere, las piedras que caen desaparecen de forma inquietante por el cortado que se encuentra a nuestros pies. Dudamos un poco, pero nos atrae mucho más ascender hasta la cresta en busca de la brecha de salida que, por enésima vez, confundimos con otra. Trepando entre bloques, vemos ya cerca la Pointe Emmanuelle, referencia de la brecha de salida, pero nos separa de ella el último rappel para descender un muro coloreado por líquenes amarillentos.
El rappel del péndulo y los líquenes amarillentos
Este rappel es expuesto porque debe hacerse en diagonal con riesgo de pendular. Le advierto a Olivier, pero se deja engañar por la aparente facilidad y repentinamente vuela hasta ver muy de cera los líquenes. Como yo estaba asegurando el extremo de las cuerdas, tiro para rescatarlo entre risas. Ya en la brecha, destrepamos la ladera Oeste por chimeneas y canales, llegamos al collado y vuelta al refugio, mientras planeamos la siguiente ¿cuándo? ¿dónde?
Junio 2011. Olivier, Rafa. 

Contraluz de la arista de Peyreget 

3 comentarios:

  1. Bonita actividad. Qué entretenido es esto de las aristas, verdad?? y qué incertidumbre!!! y lo nervioso que se pone uno cuando además empieza a nublarse!!!
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Si, Mar, eso es lo bonito, la incertidumbre de tener que buscar la vía (o buscarse la vida) en un terreno de aventura.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena Rafa. Sé que soñabas con esta ascensión. Por fin la has hecho. En lo de la incertidumbre de tener que buscar la vía...., bueno, ya sabes que me gusta ir a lo seguro
    Un abrazo para tí y para Ollivier.

    Enrique

    ResponderEliminar

¿qué te cuentas?

Temas relacionados