Es fácil recordar datos cuantitativos como nombres de picos, altitudes, desniveles, orientaciones, acotaciones geográficas, coordenadas GPS, grados de dificultad en diferentes escalas ... nos sobran mediciones y este blog es sólo para guardar pequeños detalles que sirvan para pulsar el nodo neuronal que dispara en nuestro cerebro evocaciones, recuerdos, sensaciones, sugerencias y demás impresiones cualitativas

2015-05-17

Peña l'Altura (2292 mts)

Peña l'Altura desde los prados anteriores al Portillo de Tella
Nunca había oído hablar de esta cima. De la Pala de Montinier y del Portillo de Tella, sí, pero no importaba. El caso era salir, y la meteo no presagiaba un buen día. Rafa escogió bien, una zona relativamente baja con un camino GR profusamente señalizado imposible de perder incluso con niebla. Nos juntamos en Aínsa, Kuka, Rafa y yo, continuando viaje hasta Tella. Poco antes de llegar, junto al dolmen tomamos pista a la izquierda, ya marcada por la señal GR. Llueve ligeramente, aunque sin llegar a empapar. Enseguida abandonamos la pista internándonos en un bonito sendero de media montaña que serpentea entre bojes y pinares. La pista que lleva hasta los puertos la vamos cruzando en varios puntos. 
Imposible perderse
Llueve ligeramente pero el sendero no tiene problemas de orientación
Hacia el sur, el Puntón de las Brujas
El bosque va quedando atrás al tiempo que ganamos altura alternando camino y pista. Ahora entramos ya en la zona de prados teniendo siempre al norte el Portillo de Tella, flanqueado a la izquierda por la Pala de Montiner (2593 mts), y a la derecha por la poco sobresaliente Peña l'Altura (2292 mts). Ya no llueve y el paisaje se va abriendo poco a poco, sobre todo hacia el Este, donde ya comenzamos a ver parte del macizo de Cotiella.



El camino está surcado de curiosos monolitos
Hacia el anchísimo Portillo de Tella
Pala de Montinier (2593 mts)
Vista al E. Macizo de Cotiella
La ascensión por este praderío se torna algo pesada, ya que la ruta da un enorme rodeo hacia el oeste mientras el Portillo siempre está a la misma distancia. Tan sólo nos saca esta monotonía la visión de unas grandes rocas similares a los menhires, cuya presencia y el por qué no acertamos a descifrar. Contamos hasta cinco o seis enormes fitas. Luego posteriormente busqué alguna respuesta a estas formidables rocas pero no encontré nada. 
Un refugio de pastores y una pila para que beban los rebaños indican que estamos en terreno plenamente ganadero. Abandonamos ya la pista y el terreno ahora sí, comienza a empinarse sin descanso hasta el cada vez más cercano collado. Mientras tanto la niebla vuelve a cubrir parte de nuestra montaña.

Esta parece un "moai" de la Isla de Pascua.
A la izquierda Punta Llerga. A la derecha Peña Montañesa
Muy cerca del collado
La cima de Peña l'Altura, cubierta por la niebla
Al llegar al Portillo (2067 mts) somos recibidos por un gélido viento que nos hace refugiarnos junto a unas rocas mientras echamos un bocado. Al norte divisamos el valle de Pineta bañado por algún rayo de sol. Delante de nosotros el camino GR desciende en lazadas hacia Bielsa. Nos ponemos en marcha bordeando un promontorio rocoso por el sur. Enseguida somos engullidos por la niebla, al mismo tiempo que los mojones y marcas se han esfumado. Sabemos que tenemos que seguir al E, así que hacia allí vamos. Al principio por praderío, pero enseguida topamos con una proa rocosa que rodeamos hacia el sur. Avanzamos por pequeñas repisas herbosas que aunque no tienen dificultad nos hacen ir con mucho cuidado ya que la hierba está mojada y un resbalón nos haría caer varios metros hacia la derecha. 
Por fin, en medio de esta pared, encontramos un pequeño canalón resbaladizo que va hacia la izquierda, en lo que sería una fractura de esta muralla. Por fín un mojón, quizás hemos ido demasiado altos, no sé. El caso es que a partir de aquí los mojones se suceden hasta llegar a la cima adornada por un gran hito (2292 mts). No vemos absolutamente nada y hace un frío que pela.
Mirando hacia Pineta
En la cima, de izquierda a derecha: Enrique, Kuka y Rafa
Descendemos en la niebla intentando seguir el mismo itinerario. Habríamos perdido unos 100 mts cuando la niebla da un respiro y vemos un paisaje que no nos suena para nada. ¡Estamos yendo hacia Pineta! ¡Vaya fallo! Vemos la cara norte de Peña l'Altura y también la de otra cota llamada en algunos mapas Montinier 2318 mts (no Pala de Montinier). Rápidamente y antes de que vuelva la niebla nos dirigimos a nuestra izquierda a tomar la loma que nos ha de dejar de nuevo en el Portillo. Hemos tenido suerte, si no igual aparecemos en Bielsa.
La niebla da una tregua.
Ladera Norte de Peña l'Altura y pico de Mediodía o Montinier
Dejamos atrás el collado y continuamos para abajo ya por el camino perfectamente balizado. Un pico muy fácil, pero cuidado con la niebla. Menos mal que hemos rectificado a tiempo.
Parzán y embalse de Pineta
Al frente el valle del Cinca y embalse de Mediano
A 1700 mts y a la izquierda de la pista encontramos la cabaña de Buxarbala, donde hacemos un pequeño descanso para comer algo. El sol ha salido y nos regala unos buenos paisajes. Incluso hace calor. Luego continuamos por terreno ya conocido hasta el lugar donde hemos dejado el coche.
Macizo de Cotiella bañado por el sol
Antes de dar por terminada la excursión aún nos acercamos a visitar el famoso dolmen de Tella y sacar la típica foto con el Castillo Mayor al fondo. Posteriormente también visitamos el museo del Oso Cavernario, y es que el día dio mucho de sí. Nos quedamos con la duda de saber que pintan esas enormes rocas enhiestas en la zona de pastos. Quizá alguien pueda arrojarnos alguna luz. Tella es un lugar de misterios, brujerías, enterramientos neolíticos ... Un lugar nuevo, que puede dar juego todavía. Eso si, a ver si la próxima vez tenemos mejor tiempo y podemos disfrutar de las vistas, que deben de ser de aúpa

1 Mayo 2015. Kuka, Rafa, Enrique

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿qué te cuentas?

Temas relacionados