Es fácil recordar datos cuantitativos como nombres de picos, altitudes, desniveles, orientaciones, acotaciones geográficas, coordenadas GPS, grados de dificultad en diferentes escalas ... nos sobran mediciones y este blog es sólo para guardar pequeños detalles que sirvan para pulsar el nodo neuronal que dispara en nuestro cerebro evocaciones, recuerdos, sensaciones, sugerencias y demás impresiones cualitativas

2013-08-27

Eriste Sur (3045 mts) y Eriste Central (3053 mts)

Llegando al Gran Pico de Eriste. Ibón Chelau 200 mts más abajo
Son las 7,10 cuando empezamos la marcha junto a la Cabaña del Prat de Barbarisa. El sendero PR asciende primero por la margen izquierda del barranco Llisat, poco después pasamos a la vertiente opuesta que ya no abandonaremos hasta llegar, primero al Ibón Chicot, sorprendentemente lleno, y posteriormente al gran lago de Barbarisa. Detrás queda la Sierra de Chía iluminada por los primeros rayos de sol, mientras que hacia el circo de Barbarisa las cumbres, presidida por la pirámide del Eriste Sur, todavía permanecen en la sombra.
Primeros rayos de sol sobre la Sierra de Chía
Circo de Barbarisa, todavía en la sombra
Dejamos la ruta de los lagos superiores y en la desembocadura del lago tomamos un camino ascendente hacia la derecha que nos encamina en poco más de media hora hasta el collado de la Ribereta, a 2535 mts que separa las cimas de Bagüeña y del Tozal del Bocs. Este collado permite la comunicación con la parte inferior de la Aigüeta de la Vall y el pueblo de Eriste, pero nosotros abandonamos la ruta hacia la izquierda siguiendo una difusa línea de mojones que alcanza una especia de vallejo suspendido a la derecha de la línea de cumbres. El terreno ahora es de granito, y la hierba ya apenas se ve. Hemos entrado en un enorme pedregal que asciende constantemente hacia el oeste y en el que es fácil seguir el itinerario mediante los hitos. Al fondo,  un contrafuerte que se desprende de la Tuca Alta de Bagüeña o Comajuana (2954 mts) hacia el norte y que forma un amplio collado es nuestra próxima meta.
Collado de la Ribereta. Al fondo antecima y pico de Bocs
Camino hacia el contrafuerte del Pico de Bagüeña (fondo a la derecha)
Al llegar al contrafuerte descubrimos el inmenso pedregal granítico de la parte alta del Valle de Bagüeña, y los picos de Eriste, todavía relativamente lejanos. Pero bueno, hay que seguir, así que tomamos en descenso un canalón que nos deposita en el citado caos rocoso donde algunos neveros sobreviven todavía a duras penas en compañía de un pequeño lago; el resto todo piedras. Nos dirigimos en penoso ascenso hacia la ladera Este del Pico de Eriste Sur, desde aquí bastante más feo que la imagen que nos había dado desde el ibón de Barbarisa.
Al trasponer el contrafuerte N del pico de Bagüeña enlazamos con la parte superior del valle
Los 3 Picos de Eriste. Empezando por la izquierda, Sur, Central y Norte.
Ascendemos por una dura pendiente, intentando buscar la ruta menos desagradable. Nos dirigimos hacia el Eriste Sur y la verdad es que progresamos mejor de lo que era de prever. Pronto nos encontramos en la base de la pared E, donde vemos dos montañeros que descienden y nos indican la ruta a seguir, que consiste en una ancho canalón que asciende a una terraza que de derecha a izquierda gana la parte alta de la pared. Al otro lado vemos ya las montañas de Barbarisa, y al fondo el lago del mismo nombre. Vemos también los oscuros canalones de la cara Oeste por los que ascendimos Carli, Pedro y yo en 1997. La parte superior, fácil pero con cuidado, ya que un resbalón sería fatal.
Atravesando el caos de rocas hacia el Eriste sur (centro)
Eriste Sur (3045 mts) Enrique, Marta, Kuka y Alba. Rafa de fotógrafo

Espadas y Posets
Con Rafa en la cima. Entre los otros dos Eristes aparece el Posets
Tuca de La Llantia y Montes Malditos al fondo
El Eriste Central está muy cerca, pero un tajo en la cresta nos obligaría a salvarlo con un rappel para llegar a la brecha que separa ambos picos. Volvemos sobre nuestros pasos y en poco tiempo estamos de nueve bajo la pared de nuestro pico, donde coincidimos de nuevo con uno de los montañeros que está esperando a su compañero que está ascendiendo los Eristes Central y Norte.
Ascendemos por fuertes pendientes resbaladizas que nos acercan a la brecha de separación de las dos cimas. Al trasponer la brecha damos con un corredor que asciende desde el ibón Chelau, 200 mts más abajo. Seguimos este empinado canalón donde se mueve prácticamente todo. Trepamos con cuidado y poco antes de la cima descubrimos una placa que rememora un accidente ocurrido aquí mismo en el 2008. Ya de por sí el corredor es tenebroso con el ibón Chelau a nuestros pies, y encima lo de la placa.............
Alcanzamos la cima del Eriste Central también llamado Gran Eriste, La vista se amplía hacia las Granjas de Viados, montañas de Culfreda, Bachimalas, La Munia, etc. A lo lejos resplandece el glaciar de Vignemale, y a nuestros pies las azules aguas de los lagos de Millares. Abajo, en la inmensa pedrera vemos ya a los dos montañeros reunidos. Nadie más por aquí.
La ascensión hasta la brecha nos hace emplearnos a fondo
Entrando en el canalón de acceso a la cima
Gran Eriste (3053 mts). Alba, Kuka y Marta
Hacia el Valle de Pineta
Zoom hacia Ordiceto y Macizo de La Munia
Iniciamos el descenso por el mismo canalón. El terreno es movedizo y hay que andar con mucho tiento. Abajo, siempre el Ibón Chelau haciendo honor a su nombre en este caluroso Agosto. Pronto encontramos de nuevo la brecha que nos permite deslizarnos por terreno seguro al pedregal. Avanzamos con rapidez por este terreno granítico donde los mojones escasean y nos obliga a trazar una línea imaginaria hasta el paso clave del contrafuerte del Comajuana. Algunos neveros rompen la monotonía de este paisaje lunar.

Canalón. A la izquierda se adivina el paso de la brecha.
Hacia el paso clave del contrafuerte de la Tuca de Comajuana
Refrescándose
Poco a poco nos acercamos al contrafuerte que nos permitirá abandonar la cuenca alta de Bagüeña y penetraremos en el valle suspendido que nos llevará hasta el collado de la Ribereta. Al trasponer el paso clave el terreno cambia y ya van alternando pequeñas zonas herbosas lo cual es de agradecer. Ahora la profusión de mojones no deja lugar a ninguna duda sobre el itinerario. En muy poco tiempo llegamos al collado de la Ribereta y avistamos ya a nuestros pies el azulado lago de Barbarisa, donde realizamos una parada para comer y aprovisionarnos de agua. Durante la estancia en este lugar surge una surrealista conversación sobre el origen de las truchas en estos parajes, que yo más bien creo que era reflejo del cansancio acumulado. Después de reponer fuerzas retomamos la última parte del itinerario por el buen sendero que comunica los lagos de Barbarisa con la cabaña del Prat
Contrafuerte de la Tuca de Comajuana
En este paso abandonamos el valle de Bagüeña y enfilamos hacia el collado de la Ribereta
Ibón Gran de Barbarisa
Ya estamos de nueve en la cascada, y vemos algunos barranquistas que han descendido este tramo del torrente Llisat. Nosotros, contentos pero cansados, ya que han sido más de 10 h de marcha y casi 1500 mts de desnivel acumulado. Menos mal que nos espera una fresca cerveza en Villanova.
10 Agosto 2013. Kuka, Alba, Marta, Rafa y Enrique

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿qué te cuentas?

Temas relacionados