Es fácil recordar datos cuantitativos como nombres de picos, altitudes, desniveles, orientaciones, acotaciones geográficas, coordenadas GPS, grados de dificultad en diferentes escalas ... nos sobran mediciones y este blog es sólo para guardar pequeños detalles que sirvan para pulsar el nodo neuronal que dispara en nuestro cerebro evocaciones, recuerdos, sensaciones, sugerencias y demás impresiones cualitativas

2021-04-11

Tuca del Dalliú (2532 mts) (Pico de Estós)

 

Primeras rampas nevadas tras dejar atrás la cabaña de Literola

Situados en la Villa de Benasque, las Tucas de Ixeia apenas dejan ver otras montañas. Tan solo el puntiaguado Pico de Cerler, al este, ocupa un lugar privilegiado. Sin embargo, saliendo al norte, y una vez rebasadas las imponentes Tucas enseguida a la izquierda aparece una montaña que ocupa el flanco norte de la entrada al Valle de Estós. Esta cumbre, herbosa por esta vertiente, es el Pico de Estós, también llamada Tuca del Dalliú. Es un pico relativamente bajo para la zona, tan solo 2530 mts, pero tiene una situación estratégica, entre el citado Valle de Estós y el contiguo de Literola, y al mismo tiempo, como es el último pico antes de caer hacia el valle del Esera tiene una magnífica panorámica sobre la totalidad de este valle y enfrente, al este el Circo de Cregüeña. 
Dos veces he intentado anteriormente ascender esta cima, siempre en invierno y  por Literola, habiendo fracasado en ambas, y no por su dificultad, sino porque opté por ascender primero al vecino Turó de Frontonet (2420 mts). Desde esta cima todavía se ve lejana la Tuca del Dalliú…, y tan cansado…..Pero esta vez subiremos directamente desde la Cabaña de Literola.
A las 8’15h, Marta, Francine, Rafa y yo comenzamos la archiconocida ascensión por el camino de Literola. No sé la cantidad de veces que hemos pateado este valle, unas veces hasta la Cabaña, otras más arriba, hacia esa especie de “Concordiaplatz” que es el circo de Literola con su Ibón Blanco  rodeado de tresmiles. El sendero atraviesa un escueto bosque y tras pasar un antigua mallata de ganado toma dirección oeste hasta el desvío de la cabaña, a la izquierda La Tuca del Dalliú, muy nevada, y mucho más rocosa que su vertiente sur. A la derecha las fuertes pendientes herbosas de la Tuca de Literola (2841 mts) completamente peladas. Y es que el invierno que por momentos pareció fuerte, duró poco y dio paso a muchos días sin nieve y temperaturas altas. Muy poca nieve en vertientes sur…
Valle de Literola. A la izquirda la Tuca del Dalliú


Cruzamos el torrente de Literola para acceder a la cabaña 

Tras detenernos en la Cabaña, aprovechamos para comer algo, poner polainas y crampones, ya que a partir de aquí la nieve ya no la abandonaremos, y está bastante dura.
Cruzamos el barranco de Les Fites de Perdigueret y tomamos una huella hacia el SE. Una traza más atrevida se despega de ésta en dirección sur y la tomamos, ganando altura en un periquete. La pendiente es fuerte, pero con los crampones no problem.
Primeras rampas nevadas. Barranco y Pico de Perdigueret



Extensas campas nevadas bajo las paredes del Turó de Frontonet



Casi sin darnos cuenta llegamos al collado que separa el Turó del Frontonet de la Tuca del Dalliú. La cresta, bastante ancha, es rocosa, y la nieve, más bien hielo, alterna con la roca. Se sube bien, pero hay que ir con cuidado. La vista se ha abierto hacia el sur y el circo lacustre de Batisielles con sus emblemáticas agujas y lagos confiere un aspecto alpino a la ascensión.
Coronamos la Tuca del Dalliú o Pico de Estós (como guste) tras cuatro horas de ascensión (paradas incluidas). La visibilidad, a diferencia de los días caliginosos anteriores, es muy buena. Estamos en un mirador a 2532 mts y la panorámica es circular.
Ganamos altura y asoman ya los colosos de la zona. Al fondo Perdiguero, y a su izquierda Seilh dera Baquo, y más lejos los Picos de Clarabide

Llegando al collado del Dalliú. Vista hacia la cresta oeste que ascenderemos

Ya tenemos visibilidad hacia el sur. Circo de Batisielles

Marta llega a la cima

Marta, Francine, Rafa, Enrique

Disfrutamos por unos momentos de las maravillosas vistas. Circo de Batisielles, Posets, el valle de Estós a nuestros pies, Perdiguero, Crabioules, etc. 

Al sur, Valle de Benasque

Al norte, Llanos del Hospital

Circo de Cregüeña

No estamos mucho en la cima, tenemos que bajar al valle a comer, aun así tenemos que esperar un poco a Rafa que se ha entretenido mirando no sé qué. Descendemos con cuidado y  tras llegar al collado, abandonamos la ruta de subida y bajamos por una línea de huella hacia la derecha por un vallejo secundario siguiendo a un grupo que venían del Frontonet. Esta ruta resulta ser la que viene de la cabaña, pero dando un rodeo para evitar la línea de máxima pendiente. El sol ha reblandecido la nieve considerablemente y hace que la marcha sea bastante penosa, incluso Marta se hunde en un hueco y casi tenemos que llamar al Greim para que la saque. Por fin llegamos a la cabaña de Literola, con más esfuerzo que el que esperábamos.

Al contrario que en la subida, ahora, para llegar a la cabaña, tomamos una ruta que evita los rampones iniciales.

Contraste entre laderas sur y norte



Nos desquitamos de polainas y crampones y continuamos valle abajo. Curiosamente, este tramo de vuelta que se me suele hacer bastante tedioso, en esta ocasión me resulta relativamente agradable con el telón de fondo de las enormes montañas de Cregüeña.


Dejamos atrás la "mallata" antes de entrar en el bosque

Una montaña muy accesible (900 mts de desnivel) en verano, no tanto en invierno, donde su vertiente norte guarda mucha nieve hasta avanzada la temporada. La hemos disfrutado a tope, qué pena que es un poco tarde y no nos podemos tomar la birra de rigor. Para otra vez será.

4 Abril 2021. Marta, Francine, Rafa, Enrique



2021-03-30

Pusilibro (1595 mts)

 

Foz de Moliniello

Estaba pensando en dar una vuelta por la zona de La Peña-Riglos, para mí “el territorio sagrado”, donde nació y creció mi afición a la montaña. En esto, que mirando por internet descubro una ruta que rápidamente capta mi atención. De la carretera de Rasal a Pusilibro, pero, no la clásica PR que parte de Rasal, sino una ruta directa que salvando un considerable desnivel por la margen oeste de la Foz de Moliniello atraviesa una zona que yo frecuenté hace muuuucho tiempo. Esto ya no es Territorio Sagrado, esto es el Génesis, el Origen. Mis primeras excursiones transcurrieron por aquí durante los años 70. Acampadas en la orilla del Garona, ascensiones imposibles al Pusilibro con un mapa de carreteras, y claro, casi siempre acababan en buenas embarcadas, incluído un vivac forzoso con los amigos entre las foces de Moliniello y Fuenfría una heladora noche de noviembre. Otra ascensión con mi hermano Carlos a Cordolín desde La Garoneta, con un descenso interminable por una auténtica selva de zarzas, que rayando en la desesperación, acabó  encontrando milagrosamente un sendero que a todas luces tiene que ser el que seguiremos en esta ascensión. Fueron quince largas horas de excursión un caluroso día del mes de Julio. En aquellos tiempos no había tracks, ni móviles, ni siquiera GREIM. Estupideces de adolescencia. ¡Qué atrevida es la ignorancia!

Fernán y yo nos disponemos a realizar esta excursión siguiendo el track que hemos descargado. Desde el embalse de Arguís hemos tomado la carreterita que lleva al valle del Garona. Dejamos atrás Bentué de Rasal y Rasal. Unos tres km después aparcamos junto al cartel informativo del Barranco de Moliniello.

 El primer tramo de ascensión supera la muralla de la Foz de Moliniello por un atrevido sendero que nos deposita en la parte superior del farallón calizo salvando 300 mts de un plumazo.
Salida de la Foz de Moliniello

Rápidamente ganamos altura. Al fondo Embalse de La Peña

Valle de Rasal

Después de dejar a la izquierda el itinerario de los barranquistas, continuamos al sur por la ladera primero y luego por el fondo de una especie de barranco, antes de entrar a la izquierda en un espeso bosque de pinos donde el sendero parece esfumarse por momentos, pero no es así; pronto se vuelve a definir, y tras dar algunas largas lazadas asciende hasta unos prados donde hay un par de torretas de caza. Estamos a 1200 mts, y aprovechamos para comer algo y descansar. Hacia el este vemos el Pusilibro, realmente lejano todavía.


Esta figura en los mapas como "o'salto" y queda al oeste de la de Moliniello

Llegando al prado (1200 mts)

Abandonamos el prado hacia el este y enseguida encontramos una traza de pista que asciende entre el bosque, empalmando enseguida con la pista que viene de Santa Marina y pasa por la Collada del Repetidor, hacia donde nos dirigimos. La pista atraviesa extensos pinares hasta salir a la explanada donde están las antenas de los repetidores. 
Desde la pradera vemos el Pusilibro entre la niebla, todavía lejos

Tramo de pista que enlaza con la de Santa Marina

Pista de Santa Marina a la Collada del Repetidor


El paisaje se abre hacia el sur, mostrando la vasta llanura donde destacan el pueblo de Loarre y el embalse de Las Navas. El Pusilibro se ha acercado considerablemente, y ya tan solo nos queda recorrer la bonita cresta occidental y llegamos a la cima por la vertiente sur. La visibilidad es bastante pobre, mucho peor que al comienzo de la mañana. Mientras aprovechamos para echar un bocado llega a la cima un ciclista, que después de saludarnos nos echa una perorata pseudo anarquista sobre la pandemia. Menos mal que es gratis, y no dura demasiado porque ya nos empezaba a rayar.
El Pusilibro todavía con niebla


La divertida cresta oeste

Loarre


Volvemos por el mismo itinerario hasta un poco más abajo del collado del repetidor, donde tomamos un PR hacia la derecha con dirección Rasal. Enseguida lo abandonamos, siguiendo el track fielmente, ya que cualquier tropiezo significa meterte en una maraña de vegetación de difícil continuación. A partir de aquí todo el descenso es por un bosque casi impenetrable. Tan sólo unas escuetas ventanas nos permiten fotografiar las foces de Fuenfría y Moliniello. Al llegar a un pequeño collado al pie del Tozal de Navarro,  sufrimos una pequeña pérdida, ya advertida por los creadores del track. Estamos justo en la divisoria de los dos barrancos origen de las foces citadas. Perdemos unos diez minutos hasta volver a encontrar el track que ya no abandonaremos hasta salir de nuevo al camino de ida, enlazando en la zona del barranco.
Hacia el oeste

Hacia el Norte. Foces de Fuenfría y Moliniello, separadas por el Tozal de Navarro

Retornando por la cresta O.

Aquí cogemos el itinerario de vuelta


Foz de Fuenfría

Collado con torreta al pie del Tozal de Navarro. Punto conflictivo

Moliniello




Giramos a la derecha y enseguida, tras una breve subida volvemos a asomarnos al valle del Garona. Descendemos los 300 mts que nos separan del cauce, que cruzamos sin dificultad y llegamos al parquin. Total 8 h (incluídas paradas), 17,800 km, y 1100 mts de desnivel. 
Ultimo vistazo al Pusilibro

Pardina de Omiste

Embalse de La Peña

Río Garona y Foz de la Fuenfría

Fantástica excursión de puro Prepirineo. Foces y bosques, sobre todo bosques, casi impenetrables por abajo y más limpios a partir de la pista de Santa Marina. Una gran montaña, el Pusilibro, soñada desde los albores de mi atracción por la montaña. En cuanto a los paisajes, volvieron a mi mente como si los hubiera visto ayer mismo; se quedaron grabados y yo no me había enterado, pero ahora los he recuperado. Vi perfectamente el valle de Rasal a través de la Foz de Fuenfría, la misma imagen que vimos aquel frío anochecer de noviembre de 1974. Un dèja vu total. 

27 Marzo 2021. Fernán, Enrique




Temas relacionados